Etiquetas

El patrimonio histórico austriaco del Medievo no es muy conocido, eclipsado por el esplendor barroco de Viena y Salzburgo, y en menor medida de Innsbruck, Linz o Melk, el legado de época medieval permanece un tanto al margen de los clásicos circuitos de turismo histórico y cultural.

Catedral (Wiener Neustadt)8

Pórtico meridional de la catedral de Wiener Neustadt (siglo XIII)

Los orígenes del territorio que actualmente conforman el estado austriaco se remontan a mediados del siglo X. En esa época era una marca suroriental del Imperio carolingio, la denominada Marchia Orientalis. Ésta se convirtió en un marquesado poco después de la batalla de Lechfeld, en la que el futuro emperador Otón I el Grande (962-973) venció a los magiares en 955. Dos siglos más tarde, en 1156, el emperador Federico I Barbarroja (1155-1190) le concedió el Privilegium Minus que elevó el territorio de Austria a la categoría de ducado, otorgándose como feudo hereditario a la Casa de Babenberg, que ya dominaba el marquesado desde el último cuarto del siglo X. Esta familia estuvo al frente del ducado hasta mediados del siglo XIII, cuando falleció el duque de Austria y Estiria, Federico II el Belicoso (1230-1246). Tras su muerte, los ducados de Austria, Estiria, Carintia y Carniola estuvieron breve tiempo bajo control del rey Ottokar II de Bohemia (1253-1278), pero tras su derrota en la batalla de Marchfeld pasaron a manos de Rodolfo I de Habsburgo (1273-1291), quedando desde este momento vinculados a la Casa de Habsburgo. Dos siglos más tarde, en 1453, el emperador Federico III de Habsburgo (1452-1493) reunió todos estos ducados en un archiducado, constituyendo Austria uno de los Estados más poderosos del Sacro Imperio Romano Germánico.

Osario (Tulln an der Donau)2

Capilla de Tulln an der Donau (s. XIII)

El románico austriaco sigue los cánones del “románico alemán” o centroeuropeo, pero con influencias italianas más acusadas que en Alemania. Su desarrollo es relativamente tardío, al igual que sucedió en otras zonas orientales del Imperio. La colonización y expansión germana hacia el este, a costa de las tribus eslavas allí establecidas, está en íntima conexión con la implantación del arte románico en la región. La mayoría de los edificios se levantan en la segunda mitad del siglo XII y la primera del XIII y forman un homogéneo grupo con las iglesias erigidas en los vecinos reinos de Bohemia y Hungría con los que comparte muchas características.

El florecimiento del románico en esta área coincide con el gobierno del Imperio por la dinastía de los Hohenstaufen o Staufen (1138-1254) y con el dominio de los condados austriacos por parte de la familia Babenberg. La conexión de los Staufen con Italia es particularmente intensa en la época de Federico II Staufen (1220-1250), lo cual facilitó el flujo de corrientes culturales de toda índole entre el Imperio y el Mediterráneo, sobre todo de Apulia, muy vinculada a la dinastía. La suntuosidad y elegancia del románico austriaco se aprecia en la finura de líneas de sus iglesias, especialmente en la esbeltez de sus portadas y en la delicada decoración de las cornisas de fachadas y ábsides con arquillos ciegos de tradición lombarda.

Osario (Tulln an der Donau)4

Portada de la capilla de Tulln an der Donau (s. XIII)

Catedral (Wiener Neustadt)2

Catedral de Wiener Neustadt (siglo XIII)

La mayor concentración de edificios se encuentra en la Baja Austria (en alemán Niederösterreich), atravesada de oeste a este por el Danubio. Es precisamente a través de la cuenca danubiana por donde penetrará el románico maduro, que toma carta de naturaleza en Austria, fruto de la mezcla de influencias renanas, franconias e italianas, y desde aquí se extenderá por el reino de Hungría, que por las mismas fechas erigirá magníficos templos. A ambas orillas del gran río se localizan numerosos edificios de la época referida, aunque apenas hay ejemplos del siglo XI; sin embargo, se conserva una construcción del siglo X de época otónida, se trata de la capilla castral de San Ulrico en Wieselburg, levantada entre 993-994.

La ciudad de Wiener Neustadt, fundada en 1194, destaca por su catedral de Nuestra Señora de la Asunción y San Ruperto, construida en la primera mitad el siglo XIII. Es una gran iglesia de planta basilical con tres naves, en la cual lo más destacable es el “Pórtico Nupcial” que se encuentra en el brazo sur del transepto y que se relaciona con el foco estilístico de Bamberg, en Franconia. Es uno de los más tardíos pórticos germánicos de los territorios del Sacro Imperio y se ha datado entre 1250 y 1260.

Abadía de Heiligenkreuz (ca. Baden)3b

Abadía de Heiligenkreuz ca. Baden (siglo XII)

La Orden del Císter hizo su aparición en estos territorios durante el segundo cuarto del siglo XII. El edificio más representativo es la abadía cisterciense de Heiligenkreuz (Santa Cruz) que se encuentra a 13 km. al noroeste de la ciudad de Baden. Fue fundada en 1135 y consagrada en 1187; poco después, el 31 de mayo de 1188, Leopoldo V “el Virtuoso” (1157-1194), duque de Austria y de Estiria, donó al monasterio una reliquia de la Vera Cruz. Tiene planta basilical de tres naves cubiertas con bóveda de crucería la central y bóveda de medio cañón las laterales, además cuenta con una impresionante sala capitular contigua al claustro, también de tres naves divididas por cuatro pilastras octogonales. Este monasterio a su vez fundó en 1137 la también abadía cisterciense de Zwettl que fue consagrada en 1159. De la fábrica románica sólo restan el dormitorio cuya bóveda descansa en una pilastra central, la sala capitular datada en 1187 y el claustro de transición construido entre 1204 y 1227.

Iglesia (Schöngrabern)2

Iglesia parroquial de Schöngrabern (siglo XIII)

Una de las joyas del románico de la Baja Austria es la iglesia parroquial de Schöngrabern que data del primer tercio del siglo XIII. Su planta es de una sola nave con un ábside semicircular, el cual se ornamenta con una serie de curiosos altorrelieves un tanto arcaizantes, cuyo estilo, menos evolucionado, se ha relacionado con los relieves del “Pórtico Escocés” de la Catedral de Ratisbona (en alemán Regensburg), en Baviera. Se ha llegado incluso a establecer paralelos estilísticos con la decoración del grupo de iglesias rusas de Vladimir y Suzdal, en la cuenca del Nerl, afluente del Volga, aunque lo más probable es que los relieves de estas últimas acusen el influjo de los canteros alemanes que trabajaban en Europa Central y que se desplazarían al este a través de Hungría. Entre las representaciones figuran escenas del Pecado original o de las Bodas de Caná, junto a otras que han sugerido numerosas hipótesis de interpretación.

Capilla rotonda de S. Juan (Petronell-Carnuntum)2

Capilla de San Juan Bautista de Petronell-Carnuntum (siglo XII)

Osario (Pulkau)2

Portada de la Capilla de Pulkau (s. XIII)

Austria, al igual que la República Checa, cuenta con numerosas iglesias y capillas de planta circular, muchas de ellas convertidas en osarios. La más antigua es la capilla de San Juan Bautista en Petronell-Carnuntum, fechada a mediados del siglo XII; también de este siglo es la iglesia de Santa María Magdalena y San Ruperto en Scheiblingkirchen-Thernberg, construida entre 1130 y 1140 y consagrada en 1147 por el arzobispo Eberhard de Salzburgo. La más reciente y más espléndida de todas ellas es la capilla de mediados del siglo XIII de Tulln an der Donau, erigida entre 1241 y 1246, obra maestra de los arquitectos y canteros de Bamberg que bajaron por el Danubio. Otras capillas circulares del siglo XIII que podríamos citar son la capilla de San Pantaleón en Mödling (1246), la de Pulkau, la de Bad Deutsch-Altenburg (1213) o la de Hadersdorf am Kamp.

Además de estos edificios que se mantienen intactos, encontramos numerosas iglesias que conservan partes románicas, entre ellas es preciso mencionar la iglesia de S. Jorge en Himberg, del siglo XIII (1215), que sólo conserva la fachada y el ábside meridionales; la iglesia de S. Vito en Laa an der Thaya (siglo XII), de la que aún se puede ver el crucero, el presbiterio y el esbelto ábside románico decorado con arquillos ciegos; la iglesia de Santa María en Thernberg, del siglo XII (1147-1164), que conserva el ábside y el hastial; la capilla de los Caballeros Templarios del monasterio benedictino de Seitenstetten (mediados del siglo XII) de la que sólo permanece el ábside; o la iglesia de San Jorge del Castillo de Oberrana en Mühldorf (siglo XII) que cuenta con una cripta construida en 1108 y remodelada entre 1114 y 1125. No podemos olvidar la catedral gótica de San Esteban en Viena que también conserva algunos elementos románicos insertados en la fachada occidental, entre los que destaca el denominado “Pórtico Gigante” con rica decoración historiada y fechado entre 1240 y 1250.

Osario (Bad Deutsch-Altenburg)

Capilla de Bad Deutsch-Altenburg (siglo XIII)

Bibliografía:

– BUSCH, Harald. El arte románico en Alemania. Barcelona: Juventud, 1971.
– SCHWARZ, Mario. Romanische Architektur in Niederösterreich. St. Pölten, Wien: Verlag Niederösterreichisches Pressehaus, 1979.

Osario de S. Pantaleón (Mödling)4b

Pórtico de la capilla de San Pantaleón de Mödling (siglo XIII)

Anuncios