Etiquetas

, , ,

Silesia es una región que ocupa el suroeste de Polonia y se ubica en la cuenca media y alta del río Oder. Está compuesta por la Baja Silesia (zona noroccidental), la Alta Silesia (zona suroriental) y la Silesia checa, un pequeño territorio situado entre el noreste de la República Checa y el sur de la Alta Silesia.

Breslavia (1736)

La ciudad de Breslavia en 1736

A finales de la Segunda Guerra Mundial la región de Silesia fue incorporada a Polonia, mas hasta ese momento estuvo vinculada a la cultura alemana, pues desde mediados del siglo XIV su territorio formó parte del Sacro Imperio Romano Germánico. En la época del Bajo Imperio Romano estaba poblada por tribus germánicas que emigraron hacia el sur y el oeste, dejando este territorio a merced de las tribus eslavas que se desplazaban en la misma dirección. Durante los siglos VI y VII fue ocupada por pueblos eslavos que a finales del siglo VII se desplazaron hacia el sur, repoblándose la región poco después por otros grupos eslavos (checos y polacos), que se asentaron de manera estable.

Los checos se instalaron en Silesia entre los siglos VIII y X, pero a finales de este último siglo, el Gran Duque de Polonia, Miecislao I (962-992), se adueñó del territorio que permaneció bajo dominio polaco hasta 1335, fecha en la cual el rey Casimiro III el Grande de Polonia (1333-1370) cedió el territorio silesio al rey de Bohemia, a la sazón Juan I de Luxemburgo (1310-1346), hijo del emperador Enrique VII de Luxemburgo (1308-1313) y cuñado de Wenceslao III (1305-1306), último rey checo. De esta forma Silesia se vinculaba al Sacro Imperio Romano Germánico, al cual fue incorporada en 1355 por emperador Carlos IV de Luxemburgo (1355-1378), que también ostentaba el título de rey de Bohemia desde la muerte de su padre Juan I de Luxemburgo en 1346.

Iglesia de S. Gil en Wrocław1

Iglesia de San Gil de Breslavia (siglo XIII)

En el siglo XIII los príncipes polacos favorecieron el asentamiento de colonos alemanes en Silesia y otras regiones de Polonia. Esta expansión de pobladores germanos hacia el este se incrementaría desde mediados del siglo XIV, por lo que la germanización de Silesia será progresiva desde esta época, intensificándose a partir de 1526, fecha en la que el reino checo y Silesia pasan a formar parte de los dominios de los Habsburgo. Durante los siglos XVI y XVII se consolida la cultura germánica en la región, que es regida por Prusia desde mediados del siglo XVIII e integrada en el Imperio Alemán en 1871 tras la Unificación alemana.

Catedral de S. Juan en Wrocław4

Catedral de S. Juan de Breslavia (siglos XIII-XIV)

No se conservan muchas construcciones románicas en Silesia, la mayoría son construcciones rurales como correspondería a un territorio un tanto distal de los principales focos. Los edificios construidos en piedra son algo toscos, como se puede comprobar en la Iglesia de San Gotardo en Strehlen (Strzelin en polaco; Střelín en checo), mientras que los levantados en ladrillo, algo más armoniosos, están en consonancia con el románico erigido con este material en la Alemania nororiental, como podemos apreciar en la torre de la iglesia de Santiago en Prausnitz (Prusice en polaco). Como excepción a lo que acabamos de comentar, es preciso comentar que en Breslavia se conservan portadas románicas de cierta calidad formando parte de edificios góticos construidos posteriormente. La gran mayoría de los edificios góticos erigidos en Silesia se construyeron entre los siglos XIII y XVI y están íntimamente relacionados con las construcciones góticas alemanas de Brandemburgo, Mecklemburgo y el área báltica. Son edificios construidos en ladrillo, en los que se reserva la piedra para la ornamentación de pórticos y portadas, y ocasionalmente ventanas.

Iglesia de Sta. Cruz en Wrocław1

Iglesia de Santa Cruz de Breslavia

La mayor concentración de construcciones medievales se encuentran en la Baja Silesia a ambas orillas del Oder y en torno a su capital Breslavia (Breslau en alemán; Wrocław en polaco; Vratislav en checo), que fue la antigua capital del ducado de Silesia durante el gobierno polaco. La ciudad conserva numerosos edificios medievales, la mayoría levantados en la Baja Edad Media, ya en la época de abierta influencia alemana. Una de las fábricas más antigua es la iglesia de San Gil, una obra tardo-románica construida en ladrillo que data de mediados del siglo XIII (ca. 1220). De la misma época es la iglesia de San Martín, también ejecutada en ladrillo. El edificio más emblemático es la catedral de San Juan Bautista construida entre los siglos XIII y XIV (1244-1341). Fue destruida en gran parte en 1945 y restaurada entre 1946 y 1951 por el arquitecto Marcin Bukowski. La catedral es de planta basilical con tres naves y cuenta con dos bellos pórticos en las fachadas occidental y meridional.

Iglesia de Sta. Mª Magalena en Wrocław8

Portada tardo-románica de la iglesia de Santa María Magdalena de Breslavia (siglo XIII)

Otras notables construcciones góticas de Breslavia son la iglesia de Santa María Magdalena que data del siglos XIII-XIV y que conserva en la fachada sur una bella portada tardo-románica del siglo XIII; la iglesia de Santa Isabel de Hungría erigida en el siglo XIV y que también conserva una portada tardo-románica del siglo XIII; la iglesia de Santa María en la que destaca la portada gótica occidental; la iglesia de Santa Cruz con un pórtico gótico en la fachada sur; la iglesia de San Adalberto, la de los Santos Estanislao, Doroteo y Wenceslao, la de San Vicente, la de San Mateo y muchas otras. Entre los edificios civiles cabe destacar el Ayuntamiento, una de las joyas del gótico civil silesio.

Ayuntamiento de Wrocław2

Ayuntamiento de Breslavia

Anuncios